Techo Verde, un jardín universitario que promueve el ahorro energético

Bienvenido a Techo Verde

Para hacer de Caracas una ciudad más sustentable, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) inauguró el primer “techo verde” abierto al público en las instalaciones del campus de Montalbán, ubicado al oeste de la capital venezolana, a fin de minimizar el impacto ambiental de las construcciones y promover una conciencia ecológica.

La obra es un jardín de 330 metros cuadrados, dotada de grama y varias especies de plantas ornamentales previamente seleccionadas para este tipo de construcción, ubicada en la azotea del edificio de postgrado, y diseñada especialmente para disminuir la temperatura ambiental de la edificación y apoyar el ahorro energético.

La iniciativa fue producto de la tesis de grado de dos estudiantes de Ingeniería Civil de esta casa de estudios, Rubén Acuña y Carlos Estévez, quienes en el 2013 evaluaron la factibilidad de hacer una obra de este tipo en la universidad.

El contenido de la tesis fue evaluado por la empresa Construcciones Hábitat y Ambiente que reinterpretó el proyecto e hizo planteamientos muy significativos, como adecuar el diseño y los espacios con mayor detalle, con un criterio paisajístico más acentuado.

Un aula ambiente para Caracas

Para su construcción, “inicialmente hubo que evaluar la estructura del edificio ya que este no fue pensado con la idea de poner un área verde y a efecto de determinar qué peso adicional pudiera soportar el techo”, señaló el director de Sustentabilidad Ambiental de la UCAB, Joaquín Benítez, quien destacó que con este techo se climatizaran las aulas del segundo piso del postgrado que no tienen aire acondicionado y evitarán su calentamiento durante el día, lo que permitirá bajar seis grados la temperatura en un área de aulas.

El director de la Constructora Hábitat y Ambiente, José Miguel Divasson, empresa responsable de la construcción de la obra, explicó que se consideraron varios factores limitantes al momento de ejecutar el proyecto, sobre todo por ser Caracas una zona sísmica.

Se tomaron en cuenta “los espacios del aire acondicionado existentes, la operatividad normal del edificio, la construcción a futuro de una estación climatológica para recabar datos del clima en esta área de la ciudad que en este momento no tiene el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrológica (Inameh), un área de disfrute y, además, un aula ambiente.

Espacios para educar

En relación a las áreas verdes, José Miguel Divasson, también profesor de la Escuela de Ingeniería Civil de esta universidad, expresó que la vegetación fue seleccionada en función de la radiación solar y la cantidad de agua que podrían necesitar. “Se escogieron plantas con raíces cortas que consumen poca cantidad de líquido. Hay un total de 10 especies, dos de ellas trepadoras y el resto rastreras, además de la grama”. Indicó.

Las especies que se pueden encontrar en este jardín son: grama esmeralda, sansevieria enana, hoja de hígado, barquito, ajo de sociedad, zabileta, paja de las pampas, jazmín falcón y palo negro.

Aparte de esa climatización, los espacios se emplearán para la educación, formación y sensibilización hacia la preservación del medio ambiente. “Ya tenemos varias actividades andando, una de las más importante es la cátedra institucional: Ecología, Ambiente y Sustentabilidad, dirigida a la formación de los estudiantes de pregrado de todas las carreras”, informó el ingeniero Benítez.

También informó que tienen un sistema de gestión de reciclaje de papel, aceite comestible, residuos y desechos electrónicos; y están avanzando con un programa de extensión social para las comunidades, con el que dictan talleres de liderazgo ambiental y desarrollan proyectos en esta materia.

Entre otras acciones previstas, el ingeniero Benítez adelantó que se está gestionando la donación de paneles solares para la iluminación del “techo verde” y la instalación de una estación meteorológica para la recolección de datos de precipitación, temperatura, dirección e intensidad del viento en esta zona de la ciudad. Todas estas actividades están orientadas a sensibilizar en tema ambientales, tanto a quienes hacen vida en la universidad como a la comunidad en general.

La obra del “techo verde” en la UCAB sería la primera en su tipo dentro de una universidad venezolana abierta al público, porque las otras dos existentes en la ciudad de Caracas forman parte del supermercado Central Maiderense (municipio Baruta) y la biblioteca de la plaza Los Palos Grandes (municipio Chacao).

5 hechos sobre techo verde UCAB

Descripción

El “techo verde” es proyecto de sustentabilidad ambiental desarrollado por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), concebido como una terraza-jardín de 330 metros cuadrados, dotada de grama y varias especies vegetales. Se encuentra construida en la azotea del edificio de postgrado de esta universidad, ubicada en el campus de Montalbán, en Caracas.
Resultados

La iniciativa fue producto de la tesis de grado de dos estudiantes de Ingeniería Civil de esta casa de estudios, Rubén Acuña y Carlos Estévez, quienes en el 2013 evaluaron la factibilidad de hacer una obra de este tipo para la universidad.

La propuesta hará más confortables los espacios que están debajo de ese techo y ayudará a climatizar las aulas del segundo piso del edificio de postgrado que no tienen aire acondicionado, para así evitar que se calienten durante el día y puedan tener una temperatura más confortable.

El techo verde contribuirá a disminuir la temperatura ambiental de la edificación, apoyará el ahorro energético y servirá como aula al aire libre para discutir diferentes temas sobre desarrollo sustentable y cambio climático.

Pedagógicamente, servirá de manera activa a promover, entre los alumnos ucabistas, así como entre estudiantes de escuelas y liceos de comunidades caraqueñas, los beneficios de esta tendencia ecológica que se está aplicando en diferentes partes del mundo.

Aprendizajes

Para hacer que un techo sea verde primero hay que evaluar la factibilidad de su construcción y dónde va a estar situado. Por lo general, se pueden hacer de dos tipos: los que se piensan antes de erigir la obra y aquellos que se adecuan a una edificación existente. A pesar de que lo beneficios son similares, las características son diferentes. Se deben construir en función de los objetivos a cumplir.

En el caso de Caracas, considerada un área sísmica, se tomó en cuenta varias limitantes y el hecho de que no es un edificio construido para tener una cubierta ajardinada.

Entre las variables se consideró el espacio. Había que tener en cuenta el área del aire acondicionado existente, la operatividad normal del edificio y prever a futuro una estación climatológica; además, de un aula ambiente y zonas de disfrute.

Replicabilidad

La construcción ecológica es la primera en su tipo en una universidad venezolana que puede servir de modelo de replicabilidad en otras instituciones para ir promoviendo desde la educación el cuido y preservación del medio ambiente, sobre todo en las ciudades cuyas estructuras de concreto son perjudiciales para la naturaleza.

Ya se han identificado otros techos con potencial dentro de la universidad que pueden aprovecharse para esta modalidad ecológica, pero primero aprenderán a manejarlo.

Actívate

El techo verde estará abierto al público en Caracas. Si deseas ponerte en contacto para visitarlo o solicitar apoyo, la Dirección de Sustentabilidad de la UCAB tiene a disposición su correo electrónico: sustentabilidad.ucab@gmail.com

También puedes seguirlos por sus redes sociales en Twitter, Facebook, Instagram: @UCABSustentable

Deja un comentario