Génesis Loizaga: Los arquitectos somos unos soñadores irremediables

A sus 24 años Génesis Loizaga busca impulsar Trópicolab, una plataforma de contenidos para arquitectos en donde se pueden encontrar desde tesis de grado y maestrías, hasta consejos sobre cómo conseguir fondos internacionales para proyectos emergentes. Este es el relato de su experiencia

Caracas.- “Te digo la verdad: en el 2014, en medio de protestas estudiantiles y suspensión de clases, Trópico nació de la necesidad de tener independencia monetaria y aprovechar el «tiempo libre». Empezó como una marca de accesorios y el nombre surgió porque quería que tuviera alguna relación con Venezuela, que me recordara a ella y al Caribe. Cuando terminé los estudios, me di cuenta de que hacer accesorios no era lo que me apasionaba. Lo que sí me encantaba era documentar, registrar todo aquello relacionado con la arquitectura. Entonces me dije que tenía que transformar Trópico». 

«Así empezó a surgir la idea de convertirlo en una plataforma. Una en donde la gente pudiera mostrar su trabajo y encontrar herramientas útiles, porque yo sentía que había un vacío, sobre todo en las universidades de Venezuela. No puedes tomar los libros y los que están tienen hongos. En Barquisimeto, donde estaba estudiando, ni siquiera había muchos títulos. Entonces sentía que de alguna manera podía empezar a hacer un registro importante de los trabajos de estudiantes, profesores y jóvenes profesionales». 

Un camino para arquitectos

«Trópico ha evolucionado demasiado, precisamente, porque también he avanzado y crecido durante todo este tiempo. En lo personal, me costó mucho decidir hacia dónde estaría orientado este proyecto. En cierto momento pensé en hacerlo más “latinoamericano”, pero luego decidí enfocarme en lo venezolano. Me interesa muchísimo relacionar proyectos, investigaciones y obras de personas que estén tanto dentro, como fuera del país. Donde sea que estén, ver qué se está haciendo».

Foto de Genesis Loizaga, fundadora de Trópicolab
Génesis Loizaga, fundadora de Trópicolab, dirige un equipo de cuatro personas ubicadas en distintos países

«Más adelante, mi sueño es tener un taller gigante donde podamos experimentar y hacer cosas. Pero ahorita no. Trópico sigue en construcción. Estamos trabajando para hacerlo rentable, terminar de darle forma y estructura empresarial en lo que queda de año, porque estamos bien convencidos de que es posible».

«Los arquitectos somos todos unos soñadores irremediables. Queremos cambiar el mundo a través de la arquitectura. Si me preguntas por un solo reto me quedo con la educación y, sobre todo, formar a las personas. Que crean en sí mismas. Existen organizaciones internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), por citar solo algunos ejemplos, que pueden brindar apoyo para los proyectos».

Pero eso sí: hay que tomarse muy en serio los sueños. Y para mí, cuando tocas una persona, tocas al mundo entero. Si lo veo así, esto es como cambiar el mundo y dejarlo un poco mejor de lo que lo encontré, que ya es bastante difícil”.

Coordenadas
http://www.tropicolab.com
http://www.instagramcom.com/tropicolab


Trópicolab es un espacio de encuentro para arquitectos en constante aprendizaje. Ofrece herramientas de desarrollo profesional y aprendizaje a estudiantes, profesores y jóvenes arquitectos. 

1 Comment

Deja un comentario